Bluesock Hostel Madrid, las comodidades de un hotel y el espíritu de un hostel

Este no es un hostel como los que conoces

Que Madrid sea una de las ciudades de Europa más visitadas no es sorpresa. Tiene un largo inventario de motivos para estar en el top ten: monumentos, rincones destacados, historia, oferta cultural, gastronomía y un ambiente único y lleno de vida que se respira en cada barrio. Para exprimir la capital al máximo es necesario un alojamiento céntrico, económico, con todos los servicios y atenciones. Grupo Carrís cuenta, en el número 6 de Gran Vía, con un establecimiento que sí es toda una sorpresa en pleno corazón de la villa: Bluesock Hostel Madrid. Una sorpresa porque dispone de todas las comodidades de un hotel, pero mantiene intacto el espíritu vibrante de un hostel

Bluesock Hostel Madrid se encuentra en un edificio histórico reformado y adaptado para ofrecer al huésped mas intrépido tres plantas caracterizadas por diseño y modernidad. Dos de ellas dedicadas a sorprendentes zonas comunes, pensadas para relajarse, conocer a otros viajeros y disfrutar de sus servicios, actividades y eventos. El establecimiento recibe al viajero con una moderna recepción -abierta 24 horas-, en la que se encontrará con un bar donde se podrá disfrutar de una bebida en compañía de otros huéspedes. Para seguir socializando, en la planta superior se encuentra una amplia zona común con vista a la mismísima Gran Vía, todo un mirador al que merece la pena dedicar unos minutos. Es aquí, además, donde se sirve su desayuno buffet, abierto de 7.30 a 10.30 horas. 

En la extensa y confortable planta dedicada a las habitaciones, el viajero encontrará espacios amplios y luminosos, primando la privacidad y el bienestar. Cuenta con 33 habitaciones, compartidas y privadas -con baño compartido o de uso exclusivo- y un total de 196 plazas. Si se decide compartir estancia con otros viajeros, se puede disfrutar de habitaciones con 2, 4, 5, 6, 7, 8 y 10 camas.  El establecimiento pone al servicio de sus huéspedes, también, las habitaciones perfectas para quienes viajan en un grupo de tres y buscan habitaciones privadas -con tres camas individuales– y con baño privado; también cuenta con exclusivas habitaciones dobles superiores, con espectaculares vistas a Gran Vía y cuarto de baño dentro de la misma. Además, destacan las habitaciones familiares Deluxe, suites privadas con cama doble o twin y sofá cama y baño privado. Esta habitación es sinónimo de una estancia inolvidable en el corazón de Madrid. 

La mejor forma de reservar la estancia en Bluesock Hostels Madrid -además de en otros hostels del Grupo Carrís, Bluesock Hostels Oporto y también en Bluesock Hostels Lisboa– es a través de la web www.bluesockhostels.com que ofrece el mejor precio garantizado y ventajas exclusivas como el early check in y el late check out –sujetos a disponibilidad- y bebida gratuita de bienvenida.