Home » Viajes » Cuatro rutas en bici por la Costa Daurada a tiro de piedra de Áncora La Siesta Apartments

Cuatro rutas en bici por la Costa Daurada a tiro de piedra de Áncora La Siesta Apartments

 

Con su clima mediterráneo y 300 días de sol al año, paisajes diversos y una red de rutas bien desarrollada, la Costa Daurada se ha convertido en un paraíso para los ciclistas que buscan aventuras emocionantes en dos ruedas. Su entorno, natural y muy variado, conjuga los paisajes de montaña con la luz de sus playas, lo que le confiere un entorno ideal para la práctica de deportes al aire libre durante cualquier época. El cicloturismo en la Costa Daurada es una de las actividades más habituales ya que existen diversas rutas para disfrutar de su entorno, para todas las edades y niveles.

Salou y la Costa Daurada cuentan, además, con alojamientos que ofrecen ventajas a los amantes de la bicicleta y que funcionan como base de operaciones para emprender nuevas aventuras. Áncora La Siesta Apartments destaca como una elección ideal, gracias a: su ubicación estratégica a tiro de piedra de rutas ciclistas populares en la zona y a que cuenta con apartamentos que funcionan como un oasis de relajación tras un largo día en la bici.

                  Apartamentos Ancora Salou

Estas cuatro rutas son ideales para cualquier ciclista, profesional o amateur, permiten descubrir paisajes inigualables y están muy cerca de Áncora La Siesta Apartments.

Ruta del Císter
Esta ruta, de aproximadamente 105 kilómetros, conecta tres monasterios cistercienses de gran valor histórico y artístico: Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges. Los amantes de la bicicleta pueden disfrutar de carreteras secundarias tranquilas y paisajes rurales mientras exploran la rica historia de la región. Además, pueden disfrutar de visitas guiadas, artesanías, bodegas y buena gastronomía.

Vía Verde del bajo Ebro
Esta vía verde transcurre por la antigua línea férrea del Valle de Zafán y es ideal para recorrer en bicicleta de montaña. La ruta completa son 183 kilómetros y puede hacerse en varias etapas. Sin embargo, destaca un tramo de 23 kilómetros, que inicia en Tortosa, justo donde empieza el antiguo puente de ferrocarril que atravesaba el río Ebro, y acaba en Benifallet, pasando por los municipios de Roquetes, Aldover, Jesús y Xerta. El recorrido, perfecto para un paseo en familia, ofrece vistas panorámicas del río Ebro y sus alrededores, y cuenta con áreas de descanso para disfrutar de un picnic, observar la vida silvestre y disfrutar del paisaje.

Ruta del Vino del Priorat
Los amantes del vino, la naturaleza y el ciclismo pueden combinar sus pasiones en esta ruta que atraviesa los viñedos del Priorat. Pedalear a través de colinas ondulantes y visitar bodegas donde degustar algunos de los mejores vinos de la región, es el plan perfecto; eso sí, es una ruta exigente, de unos 240 kilómetros para realizar por etapas en varios días. No hay que perderse la oportunidad de explorar la hermosa villa medieval de Siurana en el camino.

Ruta Paisajes de Miró
Esta ruta circular de 21,5 kilómetros inicia y termina en Mont-roig del Camp y cuenta con un interesante circuito de desniveles a través de senderos naturales, que le confieren cierta dificultad. La recompensa viene en forma de paisajes, los mismos que inspiraron a Joan Miró en buena parte de su obra, como las increíbles vistas que pueden apreciarse desde el castillo de Escornalbou o junto al pantano de Riudecanyes, con un entorno natural único. Tras el recorrido habrá que quedarse en Mont-roig del Camp para visitar Mas Miró, la finca de la familia Miró donde el pintor germinó y maduró su estilo artístico, que le llevó años después a la fama internacional.

 

Inés Alvarez

Inés Alvarez

Writer & Blogger

También te puede interesar