Dockers presenta la guía definitiva que muestra que no necesitas un traje para ir bien vestido al trabajo

Dockers presenta The New Casual Book, una completa guía visual de estilo y continuación de la guía Casual Business Wear que dio el pistoletazo de salida al «Casual Fridays» en los noventa. Esta guía, que está en manos de 25.000 responsables de Recursos Humanos en los Estados Unidos, proponía que los empleados cambiaran el traje por unos pantalones chinos los viernes, como primer paso. ¡Funcionó!
Los estudios revelan que ocho de cada diez millennials no se sienten seguros a la hora de escoger qué ponerse para el trabajo (The Work Dress Code Study, We Are Testers, 2019). Hoy, las empresas son cada vez más conscientes de cómo la expresión personal mejora el rendimiento, pero la libertad al escoger qué ponerte no debería ser demasiado abrumadora. El 75 % de los trabajadores europeos reconoce necesitar ayuda para vestir de manera más informal. The New Casual Book te anima a dictar tus propias normas y, al mismo tiempo, te ayuda a tomar las decisiones adecuadas en cuanto a la vestimenta. Tras una introducción a los distintos tipos de moda informal, la guía proporciona inspiración y consejos útiles para todo tipo de situaciones, desde vestirse para el trabajo como para ir al parque con los niños.
LA ENTREVISTA DE TRABAJO: NO NECESITAS IR EN TRAJE PARA HACERTE CON EL PUESTO
Las entrevistas de trabajo son importantes por muchos motivos: has decidido poner en marcha grandes cambios en tu vida y quieres transmitir que eres ese tipo de persona que supera las expectativas. Vístete como la persona que aspiras a ser:

  • Cuadros pequeños, grandes habilidades. Las camisas a cuadros pequeños transmiten conocimientos y rectitud, haciendo visible tu diligencia en el lugar de trabajo.
  • Muestra tu creatividad de la cabeza a los pies. Si aspiras a un puesto creativo, comienza tu outfit con un par de zapatillas deportivas. Haz
    una declaración de intenciones comenzando por los pies y completa tu estilo con colorido y elegancia.

EL VIAJE DE NEGOCIOS: CÓMO HACER LA MALETA CON CABEZA
Un viaje de negocios exitoso comienza con una maleta bien hecha. El viaje ideal es el que fluye sin sobresaltos desde el aeropuerto hasta tu destino; con suerte, con tiempo para el relax.

  • La versatilidad es tu pasaporte. Juega sobre seguro y escoge un vestuario que se adapte a los planes formales y de ocio al mismo tiempo. Para ello, nada como mezclar camisas, polos o camisetas de acuerdo con la situación.
  • Olvida los «por si acaso»: anticípate. Prepara un outfit para cada día y ahorrarás tiempo en la toma de decisiones cuando llegues a tu destino.
  • Deja atrás las arrugas. Algunos tejidos se adaptan mejor a los viajes que otros: sedas, lanas, mezclas de algodón, telas polares o de microfibras son muy cómodas y, al mismo tiempo, mantienen su forma.

DESPUÉS DEL TRABAJO: PASARSE DE ELEGANTE… O NO LLEGAR
A veces es difícil moverse entre un estilo elegante y uno informal, especialmente cuando hay que hacerlo en un mismo día. Es posible que tengas una conferencia importante por la mañana pero quieras quedar con todos en el pub después del trabajo para desconectar… sin ir demasiado formal.

  • Vístete para lo inesperado. No hace falta que vayas a casa a cambiarte de ropa. Sabemos que las cosas llegan sin avisar, pero tú estarás siempre listo para controlar cualquier situación.
  • Llevar varias capas es cosa de genios. Un suéter o una chaqueta con una camisa o camiseta debajo pueden convertirse en tu navaja suiza. Juega a quitar, poner, colocar por fuera o por dentro, y estarás preparado para la montaña rusa de todas las situaciones.