El jabón que también es crema hidratante

Este jabón no solo limpia, además aporta fragancia y hace las veces de crema hidratante

 

Una pastilla que esconde en su interior principios higienizantes, regeneradores e hidratantes, además de un aroma único que fusiona las fragancias del trópico y del mediterráneo

Pocos pueden imaginar lo que este jabón guarda en su fórmula y que va más allá de lo habitual. Regenerar la piel tras la exposición al sol, hidratarla sin necesidad de acudir a productos extra o aromatizar el cuerpo y, todo, en un único gesto. De la mano de la firma ZADOR, este jabón ha recibido varios premios, algunos de ellos de prestigiosos medios internacionales, y no es de extrañar, porque en un único -y bonito, hay que decirlo- bloque de jabón se recogen múltiples beneficios.
Aguas termales húngaras
La marca, de origen húngaro, hace honor a su origen e incorpora e Zador Mango & Orange agua termal del Lago Héviz. La clave para que esta agua sea tan beneficiosa es la corteza terrestre, que es más fina que en otras áreas de La Tierra y ello permite que mayor cantidad de minerales trasciendan a ella, aportándole así las propiedades curativas que le han generado tan amplio renombre.

Un extra de nutrientes y antioxidantes
Además, esta pastilla de Jabón de Zador trabaja la nutrición del cuerpo y las manos con dos grandes aportes lipídicos, como son el aceite de pistacho y la manteca de karité orgánica. El primero refuerza la función barrera de la piel mejorando su sistema inmunitario, mientras que la segunda dotará de ese extra de nutrientes con, también, gran capacidad regeneradora. Ambos ingredientes son un poderoso antiedad gracias, además, a su contenido en vitamina E, un reconocido antioxidante que protege a la piel durante el día y la protege, por ejemplo, de los radicales libres, previniendo así posibles daños celulares en el ADN de la piel.
La sensación
Como todos los jabones, se aplica sobre las manos humedecidas. Cuando se usa cualquier jabón de ZADOR, aunque hacen espuma, la primera sensación es de leche hidratante, y es que al contacto con el agua y con la piel se convierte en un bálsamo que limpia, pero al mismo tiempo es reparador. Esa impresión de hidratación es la que se queda después cuando se termina el proceso y se secan las manos.

 

 Resistencia, duración     
Son pastillas que aúnan tradición, naturalidad y modernidad, combinando las técnicas de siempre con los procesos más contemporáneos para dar con un producto que guarda los principios de la cosmética tradicional en fusión con la alta calidad de las técnicas de hoy en día. Se toman como base los procesos de fabricación franceses, que se remontan al siglo XVIII, y cuya clave está en los numerosos procesos de prensado de cada pastilla de jabón hasta conseguir su forma final, lo que los convierte no solo en algo bello a la vista, sino también tremendamente sólido y duradero.

 

 

 

Objeto de culto y aroma evocador
El propio packaging de todos los jabones ZADOR es ya casi un motivo para querer que formen para del baño, porque se convierten incluso en un objeto de decoración que llena la estancia de estilo, elegancia y color.

por último y no menos importante, destaca el aroma de todas sus pastillas. En este caso, Zador Mango & Orange fusiona dos aromas únicos de una forma magistral, creando un jabón-fragancia que transporta a un paraíso en el que disfrutar de los aromas del mango más tropical y la naranja más mediterránea. Con un olor intenso, el jabón deja su aroma en la piel durante horas.

¿Dónde encontrarlo?
En espacios de belleza nicho, como Purenichelab.com, o SMThebeauty. Su precio es de 12€. La jabonera, que se puede comprar de forma independiente, tiene un precio de 10,90€.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *