El mesías del rock visita Barcelona, Primal Scream

Un lunes noche triste, solitario, algo frío. Sala Razzmatazz, Festival del Mil.leni, 21 horas, poco a poco la gente va entrando, con ese letargo que genera el inicio de la semana. Poco a poco, lentamente, como una orda de zombies que saben lo que quieren, pero no tienen claro si lo va a conseguir.

Y en esa intimidad, con un escenario coronado con el lema “Maximum Rock&Roll”, título del último album de Primal Scream, apareció ÉL: Bobby Gillespie, elegante y altivo, con esa flema que solo las estrellas eternas tienen cuando pisan un escenario.

Y empezó todo…tema tras tema, Bobby, transformado en el mesías del Rock, y acompañado de su banda, especialmente de su apóstol en la guitarra, Andrew Innes, fue consiguiendo que todos los asistentes a su concierto acabaran dentro de un rito de música, sudor y comunión.

Larga vida al Rock&Roll, gracias Bobby.