Gärna Art Gallery prorroga la exposición del artista Fernando de Ana hasta el 3 de septiembre

  • La exposición se podrá visitar de 9 a 15 horas de lunes a viernes en julio y agosto o mediante cita previa 
  • Su obra destaca por el uso de la resina y el neón, combinación sin complejos en la que ambos elementos conviven en formas geométricas
Fernando de Ana
La galería Gärna Art Gallery (Jorge Juan, 12 callejón), dirigida por Laura Gärna y Enrique García, situada en Gärna Studio, ha decidido prorrogar la exposición INSHINE del artista Fernando de Ana hasta el próximo 3 de septiembre. Mediante cita previa en el teléfono 625 481 981 o en visitas a la galería GAG entre las 9 y las 15 horas de lunes a viernes, esta exposición INSHINE se une al calendario artístico estival en Madrid.

La exposición INSHINE, de Fernando de Ana

Mirar un cuadro. Mirarse. En un cuadro. Dentro. Las obras de Fernando de Ana ponen el acento en el poder de la resina, material del que ya es un referente, para captar la atención del espectador. Estamos ante un juego de seducción. Uno divertido, sensual. Serio. Un juego en el que quizá, si te atreves, acabes descubriendo cosas de ti mismo/a que antes no veías.

Y esta interacción solo depende de dos, en realidad: tú y tu sombra. Para ello, para conectar la parte luminosa con la zona oscura del alma, los cuadros de Fernando de Ana se ofrecen como canal de comunicación. Un catalizador. Un viaje donde hay de reflejos, transparencias, diferentes intensidades, brumas, límites geométricos, riesgos. También distorsiones: porque lo esencial no es lo que hay, sino qué sentido le otorgas.

Otro elemento importante de las obras de Fernando de Ana es el neón, que multiplica las contradicciones y ambivalencias de la resina. Una original y novedosa variable que altera la ecuación, como también ocurre en la vida: los colores cambian si está encendido o apagado, las paradojas de multiplican, la confusión debe ser asumida como parte del todo. El neón no es más que un recordatorio, al fin y al cabo, de la propia fragilidad y el paso del tiempo.

Para que todo este universo sea posible, Fernando de Ana apela a tu mirada. No puede ser de otro modo. No hay obra hasta que no miras. No hay luz sin oscuridad. Y no es fácil: hay que ser muy valiente para ver, con honestidad, de qué estás hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *