La ruta del vino de RIOJA ALAVESA tiene planes para todos

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa cuenta con infinidad de opciones para disfrutar de una estancia de ensueño en pleno paraje natural y con planes que combinan el mejor ocio con la seguridad

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa se convierte en un enclave único a descubrir gracias a su enorme variedad de opciones para conocerla, siempre con la máxima seguridad. Disfrutar de un espacio poco masificado, al aire libre y en donde la naturaleza se convierte en el eje vertebrador de su oferta es posible en esta comarca única. Ya sea con amigos, en familia o en pareja, y durante un viaje de pocos días o de más duración, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa cuenta con un sinfín de propuestas para que descubrir y saborear su vino se convierta en todo un placer.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es sinónimo de pasión, autenticidad, costumbres y naturaleza. Gracias a sus características, se convierte en un enclave de gran interés para los visitantes en estos momentos de gran incertidumbre sanitaria. Sus pintorescos pueblos, muchos de ellos de origen medieval, se ubican en un paraje totalmente natural donde los viñedos tiñen de color sus extensas explanadas de terreno. Protegida climatológicamente gracias a la Sierra de Toloño, cuenta con unas temperaturas perfectas durante el día y la noche para hacer de esta comarca un lugar de disfrute para todos.

Alejándose de las grandes masificaciones, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa se va a convertir en uno de los destinos más elegidos por los turistas este año, y motivos para disfrutarla no le faltan. Cuenta con propuestas para todos los públicos y tipos de visitantes, ideados, al mismo tiempo, tanto para estancias cortas como largas.

Para aquellos que planeen una escapada en este enclave único, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa recomienda no dejar de visitar las villas medievales, con un gratificante paseo por sus calles históricas; disfrutar de sus fantásticos vinos y pintxos, visitar, al menos, una bodega… o algunos de los lugares más emblemáticos de la comarca, como los dólmenes o los miradores, que ofrecen vistas de pájaro que enamoran. Si se dispone de más tiempo, también proponen encandilarse con sus visitas guiadas, vivir algunas de las experiencias singulares en plena naturaleza —como un picnic al aire libre, un paseo en kayak por el Ebro o una sesión de yoga entre viñedos—, admirar las Lagunas de Laguardia, con un enorme valor natural, o sus espectaculares puestas de sol.

Además, las familias encontrarán su lugar en la Ruta del Vino de Rioja Alavesa gracias a las múltiples actividades pensadas para todas las edades, como visitas teatralizadas o senderismo. Las parejas podrán descubrir los lugares más emblemáticos de la localidad, como las bodegas subterráneas y calados o el pórtico de la Iglesia de Santa María (Laguardia), o las postales de contraste de las nuevas edificaciones contemporáneas en entornos medievales. Para los grupos de amigos, las compras y los pintxos se convierten en experiencias imprescindibles a compartir, siempre acompañadas con un delicioso vino de Rioja Alavesa. Visitar un viñedo de la mano de su propietario, catar vinos directamente desde la barrica, elaborar tu propio vino, comer en una bodega o descubrir los secretos de esta bebida histórica en un museo 100% inclusivo en lengua castellana es posible en la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, un lugar inolvidable para una escapada de ensueño.

Puedes consultar la guía completa de planes en rutadelvinoderiojaalavesa.com/es/planes

Para más información, rutadelvinoderiojaalavesa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *