¿Qué colores nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento?

No es ningún secreto que los colores influyen directamente en cómo percibimos un espacio determinado, como nos sentimos en él y cómo este nos afecta. Es por ello que CIN Valentine, marca referente en la creación y venta de pinturas, quiere dar las claves de color para decorar y adecuar en casa una zona de trabajo ideal.

Para montar un ‘home office’ funcional, hoy en día solo se necesita un ordenador y un móvil, así que no es necesaria una gran estancia. Una vez tenemos localizada la zona de la casa donde poder instalarnos, se debe pensar en la decoración: ¿buscamos un estilo minimalista? ¿quizás más mid-century? Es algo importante pues nuestra oficina en casa tiene que fundirse con el resto de la estancia -en el caso de ser parte de una habitación- o del hogar al completo.

Como los colores afectan directamente a la creatividad, la concentración, el relax… Es indiscutible que también afectarán al rendimiento en el trabajo. Primero de todo, ¡hay que olvidarse de la monotonía! Aunque los colores planos ayudan a la concentración, también aburren. Es por ello que, aunque se use una base uniforme para aportar ese granito de calma y relax, también es bueno incluir toques de colores vivos para activar el cerebro. Así, ¿de qué colores deberíamos pintar las paredes? CIN Valentine te da las claves.

El blanco es siempre nuestro mejor aliado para crear ambientes serenos. ¿Pero por qué no darle un toque diferente? Podemos usar tonalidades de la firma como el blanco crema Linen #E684, para mayor frescura, o Carrara White #E675, un tono ligeramente grisáceo que nos recuerda al mármol. Además, si se trata de un espacio pequeño, la luminosidad del blanco ayudará a dar mayor sensación de amplitud.

También se puede apostar por tonos grises livianos como el nuevo Soft Grey #E733 o bien Greige #E683, una mezcla de gris con beige muy atemporal y neutra.

¿Pero y cómo añadimos ese toque de vivacidad que todo ‘home office’ necesita? Para una mayor creatividad: amarillos. Los azules favorecen la tranquilidad y la memoria. Los verdes son sinónimo de serenidad, al igual que los rosas, mientras que los naranjas ayudan a mantenerse activo.

El catálogo Color Revelation cuenta con tonalidades vibrantes como Turmeric #E720, Into the Blue #E696, Caribbean #E705 o Mustard #E714, que deben aplicarse en pequeñas dosis (cenefas, pequeños estampados o dibujos) para dar una pincelada de alegría sin sobresaturar. Si somos amantes del color y queremos disfrutar más de él en nuestro espacio de trabajo, debemos decantarnos por tonalidades empolvadas o pastel, como el color del año Pink Oyster #E735, o los también nuevos Light Blue #E739 u Olive #E737. Así puede pintarse media pared, o bien crear, por ejemplo, una pared geométrica, combinando siempre con un tono neutro para evitar un estímulo excesivo.

 

Los colores son nuestro gran aliado en el hogar, para conseguir sentirnos como queramos en cada estancia. Es por ello que no solo es importante fijarse en cómo se pintan las paredes, sino también en las tonalidades de muebles o los objetos de decoración. La premisa está clara, eso sí: lo ideal es decantarse por una base neutra, junto a colores vivos (en mayor o menor medida, según su tesitura).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *