Caboclo celebra 15 años con "Neutral", una colección genderless por antonomasia

La firma de calzado con ADN brasileño presenta tres modelos que no entienden de género ni de temporada, y que están elaborados con técnicas conscientes y artesanales.
Barcelona, 29 de enero.- Caboclo, la firma de calzado de ADN brasileño cumple 15 años con una misión clara: fomentar la artesanía, la ética y sostenibilidad en el mundo de la moda, generando el menor impacto posible en el medio ambiente, sin olvidar diseño y comodidad. Para esta temporada AW, ha presentado su colección Neutral, pensada para los amantes de los zapatos clásicos de cuero y calidad.
La marca brasileña ha apostado por tres modelos básicos, que no entienden de género ni temporada, fiel a su compromiso con la durabilidad de cada par. Así pues, Caboclo adopta modelos clásicos como el “man only” Derby shoe y lo reinterpreta con su sello único: hecho a mano, con cuero tratado de manera natural sin químicos y rematados con tachuelas de metal para reforzar su lado interno y evitar la manipulación de la piel.
Por un lado, el modelo de media suela, Leo y la bota, Juba, llevan respectivamente el nombre de los fundadores de la firma. Ambos son zapatos que, con el uso, se moldearán a tus pies revelando sus propias características y contando una historia propia y única. Por el otro, Piauí es uno de esos clásicos que perduran en el tiempo, pensado para aquellos que no renuncian a las botas de media caña ni con buen tiempo. Este clásico combina a la perfección la rústica y la elegancia; y está inspirado en las personas que están alineadas y equilibradas con su lado más femenino y masculino.
Caboclo vuelve la vista a los orígenes y revisita el germen de las cooperativas de artesanos brasileños que aún hoy en día realizan los zapatos de la firma, siempre a través de diseños propios que modernizan el trabajo de los artesanos brasileños. Todos estos modelos están disponibles en marrón y en negro y se adaptan al estilo de cada persona que los lleva, convirtiéndose en esenciales para el fondo de armario.

Sobre Caboclo
Juba Lima (Brasil, 1976), álma máter de la firma, lleva dos décadas en Barcelona, donde ha desarrollado, junto con su hermano Leo, todo el concepto que hay detrás de Caboclo, una firma de calzado artesanal que nació en 2005 y que desprende el espíritu brasileño de sus fundadores.
Los hermanos Lima son los responsables de introducir en Europa un producto nuevo que busca dejar el menor impacto posible en el medio ambiente, sin dejar en segundo plano el diseño, a través de una filosofía que aboga por una mayor ética en la industria de la moda, ya que sólo trata con proveedores concienciados con la biodiversidad y la calidad de vida de sus artesanos. Un proyecto familiar en el que hoy participan más de 50 personas directa e indirectamente. Cabolco es un buen ejemplo de cómo crear y establecerse en el mercado como una empresa con unos valores firmes en cuanto a sostenibilidad, uno de los mayores desafíos de la moda actual.
Proceso producción artesanal y circular
Caboclo lleva desde 2005 demostrando cómo una firma de slow fashion puede estar comprometida con el medio ambiente y la producción ética. La marca de calzado siempre cuida su ciclo de producción para que sea lo más circular posible, respetando así el entorno. Todos los zapatos están hechos a mano, elaborados uno a uno de forma limitada con cuero curtido de forma natural sin cromo y suelas hechas a partir de neumáticos reciclados. Además, en el caso de los modelos que obvian el nude -color natural-, los tintes no contienen químicos y los pigmentos se consiguen de un modo completamente natural.
Toda la producción se lleva a cabo en Brasil a manos de artesanos, lo que convierte cada tirada en única y limitada. Gracias a Caboclo toda una comunidad de artesanos del norte de Brasil siguen trabajando a día de hoy y esto ha conseguido reavivar la actividad de la región, rescantando una cultura artesanal de un más de ciclo de vida.
El diseño de cada par es minimalista y está muy cuidado, prestando atención a todos los detalles, y dando como resultado zapatos de cuero artesanales únicos y de mucha calidad. Aunque a priori puedan parecer iguales, cada modelo es único e irrepetible.