Escapada millennial esta primavera

Grupo Carrís ofrece los mejores establecimientos wanderlust para darle la bienvenida al buen tiempo

¿Preparados ya para recibir la primavera? Es posible que con el frío aún no se piense en ello, pero lo cierto es que, poco a poco, el buen tiempo comienza a abrirse paso y a traer consigo esas ganas de salir de nuestras casas y volver a hacer vida al aire libre. Es época de paseos, de terrazas, de flores, de quitarnos capas de ropa y de buscar cualquier excusa para hacer una escapada. Un puente, un fin de semana, unas pequeñas vacaciones; cualquier pretexto es válido para huir de la rutina. Un paseo por la Ribeira del Duero en Oporto, una mañana en el LX Factory de Lisboa o un atardecer desde el Templo de Debod en Madrid son experiencias únicas que se pueden disfrutar, más aún, con la llegada de las bondades de la primavera. Si a esto se le suma un alojamiento inmejorable, la experiencia se vuelve insuperable. Para conseguirlo, Bluesock Hostels – la marca más joven del Grupo Carrís- ofrece las mejores estancias, en lugares emblemáticos, para exprimir esta aventura primaveral.

Oporto de azul y blanco

La colorida estampa de las fachadas de Oporto parece invocar el estallido de la primavera. Al llegar esta época del año, la ciudad lusa se recarga de energía y disfrutarla a orillas del Duero se convierte en un plan realmente apetecible. No es de extrañar que sus angostas calles adoquinadas siempre estén transitadas. La ciudad lusa es un destino que invita a desperezar nuestros sentidos, pues cada uno de sus recodos tiene algo especial que ofrecer.

No hay nada como llegar a Oporto en tren y ser recibido por los espectaculares azulejos de la estación de San Bento. Sus cargados diseños en colores azules y blancos son un icono inequívoco de la ciudad. Otro buen ejemplo de su importancia y belleza se encuentra en las fachadas de la Iglesia del Carmen, en la Plaza Gomes Texeira. Pero no es la única de la ciudad que se adorna con estas exquisitas piezas de cerámica, en la calle Santa Catarina, la más comercial, La Capilla de las Almas es otra muestra de este arte tan representativo. Finalmente, en la Ribeira, muy próximo al Puente Luis I, podemos encontrar un mural de azulejos modernos, creado para mantener este tipo de decoración tradicional con un aire más actual.   

Cerca de allí, se encuentra el Bluesock Hostels Oporto, en cuya fachada también se dejan ver los azules y blancos de los característicos azulejos. En el corazón de la Ribeira, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se alza este establecimiento que se presenta como la mejor opción para saludar al clima amable que emerge con la llegada de la primavera y permite disfrutar de todos los encantos de una ciudad extraordinaria. 

Estratégicamente ubicado, este hostel premium de 3.000 metros cuadrados, dispone de habitaciones compartidas de 4, 6, 8, 12 o 13 camas, tanto femeninas como mixtas y con baños también compartidos, así como 4 habitaciones privadas y con baño de uso propio: una habitación con cama de matrimonio, 2 habitaciones twin –cada una con 2 camas individuales y una de ellas con sofá cama- y una espectacular suite privada que cuenta con un amplio baño individual. También cuenta con habitaciones adaptadas para personas con movilidad reducida. Todas las estancias compartidas están provistas de literas con enchufes, cortinas o cajones para dejar las pertenencias.

Lisboa se pone alternativa

Lisboa sacude al visitante con su bella decadencia. Una cualidad que se aprecia, especialmente, cuando las horas de sol se hacen más largas. Además, su cercanía geográfica la convierte en un destino muy cómodo de visitar. Aprovechando, precisamente eso, la llegada del buen tiempo, es momento de acercarse a conocer uno de los espacios más interesantes de la ciudad: LX Factory. En pleno barrio de Alcántara, se trata de una antigua área industrial recuperada en la que se dan cita diferentes artistas, espacios creativos, restaurantes y propuestas de ocio. Un plan alternativo para aquellos que buscan encontrar la cara menos turística de la capital lusa. 

Muy cerca de la calle más importante de Lisboa, se puede disfrutar del Bluesock Hostel Lisboa, un alojamiento ideal que convierte cualquier escapada en un momento exclusivo. Una suerte para cualquier viajero que quiera completar su viaje con el descanso más auténtico. Se trata de un moderno establecimiento pensado para viajeros millennials con 327 plazas y 58 habitaciones con 4, 6 y 8 camas. Sus estancias se distribuyen en 9 suites –una de ellas con terraza propia-, 6 habitaciones privadas con dos camas individuales cada una, 3 con cama de matrimonio y otras 40 compartidas, femeninas o mixtas.

Madrid de todas las flores

La llegada de la primavera nos confirma que los habitantes y visitantes de Madrid son como girasoles que no quieren desaprovechar ni un rayo de sol. Salen a retomar contacto con la ciudad a través de sus parques, sus plazas, sus jardines, sus paseos y sus terrazas. Cualquier excusa sirve para disfrutar del clima primaveral.

Hablando de flores, si hay una que simboliza como ninguna otra la llegada del buen tiempo, esa es la rosa. En el barrio de Argüelles, la Rosaleda del Parque del Oeste vive su momento de máximo apogeo durante estos meses del año, con una extensión de más 30.000 metros cuadrados y más de medio millar de variedades, es el rincón ideal para pasear entre bellas flores, que desprenden intensas fragancias que lo envuelven todo. Y, para terminar la velada, ¿qué mejor que pasear hasta el Templo de Debod para presenciar en directo el atardecer más famoso de Madrid?

En el centro de la ciudad y muy cerca de sus mejores planes, se alza el Bluesock Hostels Madrid. Un encantador establecimiento, perfectamente comunicado -línea directa al Aeropuerto Madrid Barajas Adolfo Suárez-, que sirve como punto de partida ideal para conocer la capital sin perderse nada. Cuenta con 33 habitaciones, compartidas y privadas -con baño compartido o de uso exclusivo- y un total de 192 plazas, en un edificio histórico de 1.500 metros cuadrados, en el que destaca la arquitectura típica y distinguida tan común en la calle Gran Vía, en contraste con un interiorismo moderno y acogedor. Si se decide compartir estancia con otros viajeros, se puede disfrutar de habitaciones con 2, 4, 5, 6, 7, 8 y 10 camas.  El establecimiento pone al servicio de sus huéspedes, también, las habitaciones perfectas para quienes viajan en un grupo de tres y buscan habitaciones privadas -con tres camas individuales– y con baño privado; también cuenta con exclusivas habitaciones dobles superiores, con espectaculares vistas a Gran Vía y cuarto de baño dentro de la misma. Además, destacan las habitaciones familiares Deluxe, suites privadas con cama doble o twin y sofá cama y baño privado. Además, el alojamiento ofrece a sus huéspedes el mejor de los desayunos, un completo buffet para comerse el día desde la mañana. Estará abierto de 7.00 a 10.30 horas.

La mejor forma de reservar la estancia en Bluesock Hostels Lisboa, Bluesock Hostels Oporto y también en Bluesock Hostels Madrid es a través de la web www.bluesockhostels.com que ofrece el mejor precio garantizado y ventajas exclusivas como el early check in y el late check out –sujetos a disponibilidad- y bebida gratuita de bienvenida.