¡Hasta el moño te tienen! Rutinas express para madres

Hasta el moño te tienen. Hasta el moño te tiene toda la familia, el teletrabajo y los deberes.
Hasta el mismo moño de que las horas no pasen o de que pasen muy rápido. Por tenerte, hasta sobreviviré te tiene hasta el moño, ¡yo sí que soy una superviviente!, piensas.
Si estás hasta el moño (y le has echado la llave a la puerta para no salir corriendo) solo hay una cosa que puedes hacer: soltarte la melena porque hay gestos pequeños, pero poderosos, que pueden sacudir la rutina, darle la vuelta a la tortilla y ¡ponerlo todo patas arriba! Aunque… si miras a tu alrededor esto es algo que ya puedes tachar de la lista. Para el caos también hay solución, así que cierra puertas y deshazte el moño, que vamos con unas rutinas de cuidado exprés que te ayudarán a navegar estas aguas inciertas con un poco más de relajación.

 

NO SUBESTIMES EL PODER DEL PELO LIMPIO
Un buen día de pelo es… ¡un buen día al fin y al cabo! Y Posh sabe muy bien qué hacer con la melena. Esta apuesta sólida es un champú y un acondicionador al mismo tiempo, ¡por eso te
hace la vida el doble de fácil! Su fórmula libre de sulfatos está cargada de oud, jazmín y carbón activado, ¡por no hablar de su aroma a Goddess! Prepárate para hacer tu aparición estelar en
el salón porque tu pelo no se ha visto en otra igual. ¿Crees que Posh no es para ti? ¡Aquí tienes muchos más para elegir!

SÍ, HAY TIEMPO PARA ESO
Llevas tiempo soñando con un baño calentito, una manta de burbujas y una copa de vino.
THE DREAM. Puede que el tiempo sea un poco limitado para un baño sin prisas en tiempos de cuarentena (teletrabajo, casa, niños, mascotas y todo lo demás), pero no para las bombas de ducha: un ritual de serenidad que puedes experimentar sin llenar la bañera. Piensa que es como Lluvia de estrellas, pero en versión baño. Entras en la ducha con Sleepy y aspiras su aroma, mientras se va convirtiendo en una mousse bajo el grifo. Te dejas envolver por una nube de lavanda, relajas la mente con el equilibrante ylang ylang y te liberas del estrés bajo un cielo de tonka. Y voilà, sales del baño con otro estado de ánimo.

VAMOS A LA PLAYA, CALIENTA EL SOL
De fondo suena… Eva María se fue buscando el sol en la playa y en el ambiente flota Big, porque si hay algo que tiene el poder de cambiarlo todo en un solo instante es el olfato, uno de
los sentidos más poderosos. Siempre que percibes una fragancia o un olor, hay una respuesta emocional inmediata. Así que, recuerda: si puedes olerlo, ¡puedes hacerlo! Un día en el cine,
la primavera en flor o un paseo por el bosque. Piensa en lo que más te relaja, visualízalo y ármate con tu spray corporal favorito, ¡porque nos vamos de aquí!

HAY UN MASAJE PARA TI
¿Necesitas 5 minutos de tranquilidad para hacer algo de trabajo? ¡Las barritas de masaje pueden convertirse en tus mejores aliadas! Cuando se funden entre las manos crean una
mezcla de aceites perfecta para masajear el cuerpo después del baño. Elige Therapy, por su combinación calmante de nerolí y lavanda, y convierte la hora de la siesta en el momento
de relax de los peques (¡y también tuyo!). Lo mejor es que puede convertirse en una rutina calmante también para ti si les enseñas cómo usar estas barritas que son puro amor
para la piel. En cuanto le cojan el truquillo… el masaje será mutuo. ¿Eres más de flores? ¡Pearl es tu barrita!

 

LA ARTILLERÍA PESADA

Ya sabes lo que dicen… ante situaciones desesperadas, ¡labios rojos! Había que sacar la artillería pesada, y se hizo. El rojo te queda de lujo y te hace sentir aún mejor, por eso, no dejes
de usarlo para pasear por el balcón, para el aplauso de las 8 o la compra semanal. No hay una rutina más rápida, ni más efectiva que la de pinta los morros de rojo. Y quién diga lo
contrario miente.


**Advertencia: Lush no se hace responsable de los efectos de combinar el pelo recién lavado y los labios rojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *