Killing Weekend ofrece tu look más personal

Killing Weekend, es la marca sin género, talla única y ‘oversize’. Sus creaciones se adaptan a una gran diversidad de personas, gracias a la posibilidad de jugar y personalizar tu  outfit para  así conseguir el estilo deseado.

                                  

  • Consigue desde un estilo desportivo a uno más formal con Killing Weekend.
  • La ropa como herramienta para potenciar tu propio carácter.
  • Masculiniza o feminiza tu atuendo gracias al estilo ‘oversize’.

Ser una fashion victim es el arte de saber lucir cada prenda entendiendo sus códigos y confección para así lograr el resultado deseado. La tendencia oversize es de las más buscadas  por su comodidad y capacidad de crear ‘volúmenes inesperados’. Es común recurrir a prendas de otras tallas, lo cual te convierte en ‘victima de la moda’ ya que lo único que conseguimos es ponernos tallas de más.
Killing Weekend, es la marca para ‘el/la aventurero/a de la gran ciudad’, que domina los acabados XL a través de patrones milimétricamente pensados para este tipo de acabado. Cada pieza puede albergar varias capas de ropa, las sisas se ven claramente caídas pero los puños de la misma no llegan a cubrir la mano por completo. ¿Extraño? No, es la magia del patronaje bien hecho.
En este caso, imagina un look súper femenino compuesto por un jersey de estilo ‘amplio’ con unos pantalones o una falda de talle alto que marque la cintura creando un punto de referencia de tu ancho real. Y, cada vez que quieras presumir de figura esbelta, súbete a un par de tacones. ¡Estas prácticas son todo un básico de cualquier manual de moda!
Además, en la nueva colección ‘Climb’ de la marca ‘más inconformista’, cada diseño incluye unos cordones para que puedas jugar con el volumen y las formas según tu cuerpo y criterio.
Esta tendencia oversize requiere dejar la vergüenza a un lado. No hay que tener una talla o un tipo de cuerpo especial todo está en tu cabeza y en los límites que te pongas. Es un error pensar que cuanto más ajustada vas, mejor. ¡La actitud es lo que cuenta!