No dejes que el VERANO arruine tu cabello, gracias a los consejos de TeaCut Hair Studio

El cabello no tiene porqué sufrir los estragos del verano, José Miguel Gallardo de TeaCut nos aconseja cómo protegerlo.

Imagina que vas a tu salón y le pides a tu colorista que deseas aclararte el cabello. Pues debes saber que el proceso que va a seguir no va a diferir demasiado de los efectos que el sol tendrá en tu pelo este verano.
La diferencia estará en que tu colorista controlará pacientemente todo el proceso de aclarado para conseguir el mejor resultado con el menor daño posibleCorregirá los tonos indeseados aplicando los pigmentos que se hayan perdido o que no estén contenidos en tu color natural, y hará un tratamiento posterior para conseguir humectar de nuevo la cutícula tras el proceso, dejándola impecable.
A diferencia de esto, la exposición al sol es un proceso no controlado que tiene efectos oxidantes, y que además afectará a la estructura proteica del cabello volviéndolo más frágil y quebradizo.

¿Qué hace el sol en tu cabello?
La radiación dilatará la cutícula, una capa de células córneas planas y muy pegadas unas a otras y el oxígeno del aire oxidará tu melanina natural o el pigmento sintético en caso de tener el cabello teñido. A esto súmale que los cristales de sal que se quedan en tu cabello tras el baño marino actuarán como pequeñas lupas, lo que lo volverán más áspero y frágil.

Cómo afecta el sol a la coloración según sea su color:
Para saber cómo afecta el sol al color del cabello debemos conocer la composición de la melanina, el pigmento natural del pelo.
La hay de tres tipos. La eumalina, más abundante en cabellos oscuros y marrones. La feolamina, presente en cabellos claros. Y la tricocroma, que es la que actúa en los cabellos rojos. Estos pigmentos naturales suelen estar en todos los cabellos en mayor o menos proporción, consiguiendo así los diferentes tonos que existen en la naturaleza. Los pigmentos sintéticos provenientes de los tintes se desarrollan en el mismo lugar, en el córtex o corazón del cabello. Pues bien, el sol altera esta proporción oxidando unos y otros, haciendo que los cabellos cambien de color tras una exposición prolongada. Este efecto dependerá del color natural (o teñido) del cabello y de su porosidad, ya que esta última permitirá que el oxígeno penetre más profundamente en el cabello. Por eso las puntas (más porosas) se aclaran más que los medios o las raíces.

  • Rubio: Los rubios son los colores que más sufren con la exposición solar. Si tu cabello es de un tono dorado o beige, una buena solución es que tras el lavado te apliques unas gotas de aceite de cártamo. Este aceite, aparte de sus propiedades hidratantes, aporta un ligero velo dorado al cabello que contrarrestar los efectos decolorantes del sol.
  • Moreno: Podemos ayudar a mantener el color en cabellos morenos dándonos un último aclarado con una infusión ligera de té. El té, aparte de aportar brillo, oscurece levemente el cabello, lo que evitará que ópticamente lo veamos más deteriorado por el sol.
  • Pelirrojo: Puedes mezclar manteca de karité a partes iguales con aceite de coco. Si el pelo es rizado esta mezcla reestructura el rizo gracias a sus activos emolientes y con gran poder de hidratación. Debes dejarla un tiempo de exposición más prolongado que una mascarilla al uso. Limpiar el cabello con un champú muy suave si el cabello es normal, equilibrante si tiene tendencia a graso o nutritivo si el cabello está muy seco.
  • Mechas: En cabellos con mechas debemos cambiar el ritual de lavado y acondicionado hidratante por uno reparador. En estos casos es fundamental que la estructura capilar se mantenga perfecta que es precisamente lo que harán los productos reparadores. De la misma manera, puedes usar cualquiera de los trucos aquí aportados para cabellos rubios.
Foto de Cedric Frixon

Si vas a exponerte al sol, recuerda:

Mejor cubrirse el cabelloLa protección física es la más efectiva por lo tanto evita exponer en la medida de lo posible tu cabello al sol y saca del armario sombreros, pañuelos y gorras, etc.
Usa productos especialmente hidratantes. Es fundamental que el cabello esté en las mejores condiciones de hidratación para que el daño sea mínimo. Utiliza un champú suave que limpie sin aportar elementos dañinos ni tóxicos. La mascarilla la una vez por semana, hidratante y que devuelva al cabello la humedad perdida, respetando escrupulosamente sus tiempo de exposición. El resto de días utilizaremos tras el champú un acondicionador hidratante que mantenga los beneficios de la mascarilla. Y también son muy útiles las brumas nutritivas y los bálsamos de peinado sin aclarado.
Usa protectores solares anti UVA. Los productos con protección anti UVA complementará al filtro físico (sombrero) y repelerán estos dañinos rayos. En TeaCut solemos recomendar el formato en spray por ser más fácil de aplicar. Pero es importante que tengas cuidado porque dependiendo del factor de protección del protector así deberás repetir la aplicación tantas veces como sea necesario.
Si durante el verano debes teñir tu cabello, recurre a los barros. Aportarán pigmentos, difuminarán canas sin dañar y lo volverán más lustroso, recuperando la coloración original.
Corta el cabello antes y después. No dejes que las puntas se abran. Si hemos cortado antes del verano y vemos que aun así éstas se deterioran, no lo dudes. Repasa puntas en el salón y verás un resultado sorprendente.
Aumentar la ingesta de vitaminas C y E, pues son antioxidantes y neutralizan los radicales libres.
Aclara el cabello de sal,  los depósitos de sal sobre el cabello actúan como una lupa que incrementan los efectos nocivos del sol, por eso siempre se recomienda aclarar el cabello con agua dulce tras la exposición. Sin embargo, si ya no vas a tomar más el sol por ese día, puedes optar por ser más atrevida y dejar la sal en tu cabello, luciendo esa noche un efecto grunge.

Foto de Philipp Cordts
Nuestra recomendación es llegar al verano con el cabello hidratado, las puntas cerradas y el color intacto.
Aquí también es mejor prevenir que curar. Un cabello que afronta el verano estando sano tendrá muchas posibilidades de superarlo manteniéndose sano también. Un cuidado previo será primordial si queremos que tras la temporada de baños nuestra melena siga radiante. Por eso en TeaCut apostamos por un Sistema Rejuvenecedor de cuatro pasos. Que también pueden aplicarse con posterioridad, pero que preferiblemente recomendamos hacerlo antes de la exposición al sol.

Cuatro pasos que te van a permitir llegar al verano con el cabello intacto, desintoxicado y rejuvenecido:

1.ELIMINA RESIDUOS ANTES DE LA EXPOSICIÓN AL SOL. Las siliconas, parabenos, ceramidas y demás residuos funcionan como lupas ante los rayos solares, aumentando su impacto.  Días antes de la exposición al sol, aconsejamos baños depuradores en el salón y en casa que eliminarán cualquier elemento que recubra la cutícula. ¿Cómo? Con cualquier champú neutro, sin aditivos y con detergencia suave.
2.REHIDRATA, REHIDRATA, REHIDRATA. Una vez el pelo esté libre de residuos, hay que rehidratar. El cabello contiene un 10% de agua y su pérdida es la responsable de su aspecto sin brillo y reseco que se acrecentará ante la exposición al Sol. En TeaCut utilizamos masajes hidratantes con aceites templados. El aceite de cártamo es poliinsaturado y alto linoleico, buenos selladores de la humedad ya que forma una película que impide que se pierda el agua. También tiene altos niveles de vitamina E y fitoesteroles. Ácido oleico, capaz de atravesar la cutícula del pelo y cuando se aplica sobre el cuero cabelludo actúa como un vasodilatador mejorando el aporte de nutrientes al folículo piloso, por lo que ayuda a fortalecer y estimular el crecimiento del cabello. El aceite de argán es rico en vitamina E y ácidos esenciales y polifenoles. Hidratante, regenerador a la vez que protege contra los rayos UVA. Nuestros aceites provienen de cultivos biológicos y se aplican masajeando y a media temperatura, adecuada para que penetren más profundamente.
3.RESTAURAR EL COLOR NATURAL A BASE DE BARROS Y PLANTAS. Una vez recuperado el cabello no podemos volver a agredirlo y además debe estar en las mejores condiciones de color antes de exponerse al sol. En TEACUT apostamos por los llamados barros (tinturas a base únicamente de plantas pulverizadas y mezcladas con agua como la henna, la cassia, el indigo, etc) y arcillas. Este tipo de tinturas no agreden, aportan color, acondicionan el cabello y dan grosor. Mínima agresión para la fibra capilar que necesita regenerarse.
4.ELIMINAR LAS PUNTAS ABIERTAS. Por último, el corte, que nos ayudará a sanear las puntas excesivamente abiertas y secas, que terminarán por estropearse ante las radiaciones solares. Eso nos hará lucir una melena sana, reluciente, y sin visos de daño, además evitará que el color cambie demasiado ya que eliminaremos las partes más porosas de la melena. El corte y saneamiento de puntas es primordial para conseguir un aspecto saludable del cabello.

Puerta de Jerez, 4 – 41001 Sevilla – Tf. 954 223 469 | hola@teacut.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *