Palabra de influencer: necesitas un bañador negro este verano

Palabra de influencer: necesitas un bañador negro este verano

El traje de baño negro fue el gran icono del beachwear en la década de los 90 y ahora vuelve con más fuerza que nunca. Los modelos minimalistas de Ônne Swimwear son los favoritos de influencers y editoras de moda 

negro-onne.gif
Página web: onneswimwear.com

Dicen que quien viste de negro a menudo tiene una vida muy colorida. Sea o no esto cierto, el negro es un color imprescindible en cualquier fondo de  armario, también en los meses de verano. Es fácil de combinar, sienta bien a todo el mundo y genera una sensación óptica de delgadez a quien lo vista ¿Necesitas más razones para invertir en prendas sin color?

Si no sabes cómo incorporar el negro en tus estilismos veraniegos, existe una opción segura, más aún si planeas tirarte los próximos meses a remojo y bajo el sol: ¡Un bañador!

Lógicamente en materia de moda baño es fácil combatir el calor a través de la ropa (por escasa), aunque esta sea negra. Además, los bañadores y bikinis de color negro están en absoluta tendencia esta temporada, sobre todo sin son minimal como los que triunfaron en la decada de los 90 y que ahora vuelven con más fuerza que nunca dispuestos a definir la estética playera de los próximos meses.

Los populares diseños de la firma española Ônne Swimwear evocan los trajes de baño tradicionales pero con un twist. Los mayores hits de la marca están fabricados en un tejido muy particular similar al canalé, que abraza la piel, aunque algunos modelos también están disponibles en una textura inédita que emula la suavidad y el relieve de una toalla. La joven diseñadora valenciana Gisela Cid fundó la etiqueta movida por su propia necesidad. “Preparando un viaje a Bali me di cuenta de lo complicado que resultaba encontrar trajes de baño que fuesen cómodos pero que, al mismo tiempo, tuviesen algo en el diseño que los hiciese apetecibles”, cuenta.

Alejados de la lógica de las temporadas, los diseños de Ônne Swimwear nacen con vocación de perdurabilidad. Cid traslada a cada una de sus piezas la premisa básica de estilo de ‘menos es más’. Bajo esa idea se concibe un ecléctico repertorio formado por: braguitas de talle alto o tipo tanga, partes de arriba estilo bandeau, tops de inspiración lencera o sujetadores deportivos en clave nineties, entre otras siluetas. “Mi principal objetivo es que todas las mujeres, con independencia de su morfología y de su estilo, sientan que son la versión más sexy de sí mismas cuando vistan el traje de baño”, confiesa.

A excepción de un discreto grey blue y de un tono wine, la firma apuesta solamente por el negro, el blanco y el nude. Así se dirige a una selecta clientela que busca ser diferente con trajes de baño más especiales y, sobre todo, con piezas que combinan las tendencias del momento con la atemporalidad.

Sus modelos minimal en color negro ya entran en la categoría de culto, pues han conquistado a celebrities de la talla de Lola Índigo, Minerva Portillo, Aida Artiles o Martina Jaudenes, entre muchas otras, así como a todo un ejercito de influencers, prescriptoras y editoras de moda. “Precisamente, uno de los puntos más importantes del crecimiento de la marca es el feedback nuestras clientas y la forma en la que todas ellas embellecen, incluso con sus imperfecciones, nuestras piezas”, asegura Gisela.

Todos los modelos de Ônne Swimwear tienen algo en común: se trata de piezas clásicas que no pasarán de moda jamás. Si este verano te decantas por un modelo de bañador o bikini oscuro ya sabes donde buscar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *