SANDRO FEMME presenta su nueva colección para la temporada AUTUMN / WINTER 20


Para la temporada FW20, la mujer Sandro vuelve a rescatar los esenciales de su juventud. Su anhelo de autenticidad da forma a un armario que mezcla los códigos clásicos de ropa de trabajo con su propio sentido de modernidad, reavivando la elegancia de principios de los 80 en una adaptación contemporánea.
Para seguir manteniendo el atractivo que le provocaban los uniformes universitarios de su juventud, no puede evitar acudir a las chaquetas remendadas o a los tejidos de punto con cuello en V. Por otro lado y de manera opuesta, toma prestados los trajes cruzados de sus maestros, que combina con fluidos y largos vestidos. No duda en lucir con orgullo la S de Sandro estampada en el jacquard geométrico de sus suéteres de lana o en la tela de seda de sus tops. La sudadera de su alma mater nunca está demasiado lejos, pero su campus ahora está en Sandro.
Más que nunca, la mujer Sandro lleva en su corazón la idea de legado, y por eso los blazers de tweed, los culottes y las camisas de hombre son los básicos de su guardarropa. Traídas directamente desde otra década, sus chaquetas de denim, cuero y piel de oveja han sido pulidas por el tiempo. Los pantalones de pana le recuerdan a la fascinante feminidad de Charlotte Rampling en los años 80, y complementa sus looks con cinturones de cuero repujado, joyas doradas, bufandas estampadas y detalles icónicos plisados en sus cuellos o puños. Además, aunque ahora sus pieles son completamente sintéticas, no son menos auténticas.
Mientras tanto, su legado y su gramática de estilo son totalmente libres. Combina una larga capa de lana de doble cara o una blusa con lazo en el cuello, en contraposición con unas imponentes botas de cuero típicas de su hermano mayor punk. En sus jerséis, reivindica en letras mayúsculas «WE ARE THE PEOPLE». Positiva y unificadora, defiende con convicción los valores de la casa: amor y familia.