SOCALCOS DA CARRÍS, UN REGALO PARA LOS SENTIDOS ESTA NAVIDAD

La apuesta vitivinícola de Grupo Carrís para estas fiestas invita a despertar un mundo de sensaciones que recoge el mimo y la entrega depositada en su elaboración
La esencia del Douro llega a nuestras mesas en Navidad. Un viaje en cada trago, una experiencia en cada botella. Así son los vinos Socalcos da Carrís, marca del Grupo Carrís, plagados de matices y llamados a despertar un abanico de sensaciones. Con viñedos cultivados en Desejosa (Tabuaço), en la zona del Alto DOURO Viñateiro, Socalcos da Carrís nace en el corazón turístico de la Demarcación del Douro, declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Socalcos da Carrís presenta cuatro referencias: Carrís Tinto Reserva, Carrís Tinto Cosecha, Carrís Blanco Reserva y Carrís Blanco Cosecha, siguiendo los estándares de calidad del Instituto de los Vinhos de Portugal.
Vinos fruto del cuidado, esmero y atención al detalle que caracteriza al Grupo Carrís. Así son Socalcos da Carrís, los vinos del Douro que despiertan todo un mundo de sensaciones, pensados para ser degustados con todos los sentidos y que encierran toda la esencia de la tierra que los vio nacer. Los tonos de las vides serpenteando alrededor de un río de contrastes, los varios miles de años de historia de una tradición artesanal, el olor a fruta y madera, frescura e intensidad… Así es la esencia que no puede faltar este año en la mesa de Navidad, o el regalo que no se le puede negar a un buen amante del vino.
Los viñedos que les dan origen se ubican en Balsa do Douro, en Alto Duero Viñatero, el corazón turístico de la Demarcación del Douro, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de la región vitivinícola más antigua del mundo, ofreciendo vinos de una calidad óptima gracias al microclima que se da en esta zona. Socalcos da Carrís son vinos del Douro que se orientan a despertar todo un mundo de sensaciones y que recogen el mimo y la entrega que se han depositado en cada paso de su elaboración.
Dos vinos tintos y dos blancos integran la familia de vinos: Socalcos da Carrís Tinto Reserva, Socalcos da Carrís Tinto Colheita, Socalcos da Carrís Branco Reserva y Socalcos da Carrís Branco Colheita, que responden a los más elevados estándares de calidad del Instituto de los Vinhos de Portugal.
Colección Socalcos da Carrís
Prodecente de viñedos plantados aproximadamente hace 25 años, las uvas que dan origen a Socalcos da Carrís Tinto Reserva se seleccionan manualmente y, tras sus fermentaciones, descansa en barrica de roble francés al menos doce meses. El resultado es un vino amable y elegante, al que el tiempo en botella mejora notablemente, suavizando y redondeando los matices de la madera. Destacan las notas especiadas, tostadas, los empireumáticos y el acetato de etilo. En boca es un vino intenso, tánico pero fresco, con una sensación más golosa de lo que promete en nariz y un final sorprendentemente largo y persistente.
Por su parte, el Socalcos da Carrís Tinto Colheita -con seis meses de crianza en barrica- es un vino con notas de crianza, en el que destacan los aromas terciarios, muy elegantes y que aportan complejidad al conjunto. Aparecen notas de vainilla, de café y un cierto toque especiado, en equilibrio con un fondo afrutado en el que sobresalen los aromas a frutas del bosque, como la grosella. Algo más ligero, este vino resulta muy aromático en boca, afrutado y con una persistencia alta y un final muy agradable.
En cuanto a los vinos blancos destaca el Socalcos da Carrís Branco Reserva, elaborado con la uva de viñedos plantados hace aproximadamente 15 años. Se trata de un vino con un aspecto visual muy atractivo, con un color amarillo alimonado limpio y brillante. Un vino que al acercarlo a la nariz presenta una buena intensidad, marcado por las notas de crianza. Un punto elegante de roble, también de levadura, con un matiz floral que va destacando a medida que se oxigena. Ya en boca, se trata de un vino con amplitud, sápido y con volumen. Con una continuidad de aromas y un final ligeramente amargo y especialmente largo.
Por último, el Socalcos da Carrís Branco Colheita ideal para mariscos y pastas, es un vino de color amarillo limón, limpio y muy brillante. Con una nariz muy intensa, sutil y con cierta complejidad, los aromas de crianza están enmascarados en notas de fruta madura, con matices herbáceos de hinojo o boj, que destacan y aportan elegancia al conjunto. En boca, este vino presenta gran amplitud, es sápido y con volumen. Su final, especialmente largo, recupera los recuerdos vegetales que lo hacen fresco y mineral.
 
Puntos de venta
España

Portugal