Tomad nota: 22 de Junio, Tunateca reabre sus puertas equipada frente al COVID-19 y con una renovada oferta gastronómica

  • Cámaras que miden la temperatura, alfombras higiénicas y la carta virtual, son algunas de las medidas
    preventivas y de higiene adoptadas frente al Covid19
  • La ventresca, frita, en pastrami o a la sal, protagoniza algunas de las ‘sorpresas’ culinarias
  • Se potencia el servicio de sala y el acabado de platos en mesa, con toda la plantilla operativa

Tunateca, el espacio gastronómico creado por la familia Balfegó, reabrirá sus puertas el próximo lunes 22 de junio equipada con los más sofisticados sistemas y protocolos anti COVID-19, avanzando en su línea de responsabilidad social y del interés por la salud de cada uno de sus clientes y todo su personal laboral. La inversión en seguridad efectiva va acompañada de una carta renovada que, sin renunciar a sus clásicos, ofrece sorpresas de sabores, texturas y sensaciones, siempre con el atún rojo como protagonista.

Las medidas anti COVID se hacen presentes desde que se pone el pie en el local y comprenden, hasta el último detalle, cada zona y actividad de Tunateca: se regula la entrada y salida aprovechando las dos puertas –entrada por Diagonal y salida por Muntaner–, la recepción cuenta con alfombras desinfectantes y de secado, así como  dispensadores automáticos de gel desinfectante; la sala dispone de una cámara termográfica que mide la temperatura a distancia de hasta 30 personas en una misma escena; la carta es virtual, se accede a ella con un lector de código QR, y los comensales podrán esterilizar sus dispositivos móviles, gafas, relojes, etc.

 

“Nuestro principal objetivo con todos estos sistemas y protocolos, que incluyen hasta el último rincón de comedores, guardarropa, cocinas, vestuarios, zona de mercancías…, ha sido hacer de Tunateca un ‘espacio seguro’ para nuestro personal y nuestros clientes. Un espacio que genere total confianza y permita disfrutar sin cortapisa de los placeres gastronómicos del atún rojo”, explica Ekaitz Apraiz, chef y gerente de Tunateca Balfegó, que en esta nueva etapa potencia el servicio de sala y el emplatado en mesa.

En el campo gastronómico, el equipo de Tunateca –reducido durante los meses de confinamiento, pero que vuelve en pleno y estará operativo el próximo 22 de junio– ha aprovechado el trimestre de cierre temporal, decidido previamente a la orden del Ministerio de Sanidad y el Departament de Salut de la Generalitat como medida de prevención y solidaridad para frenar la expansión del COVID-19, para seguir investigando en nuevos valores y testando posibilidades culinarias del atún rojo.

Los resultados de este trabajo, en el que ha participado el departamento de I+D+i de Balfegó, empresa especializada en pesca, estudio y comercialización de atún rojo del Atlántico y el Mediterráneo, junto al equipo liderado por Ekaitz Apraiz, han desembocado en nuevas creaciones como la Ventresca Louisiana, cuyo nombre es un guiño al pollo frito norteamericano, ya que se sirve frita y resulta crocante por fuera y jugosa y tierna por dentro, o el pastrami de ventresca, que ha seguido un proceso de salmuera, especiado y ahumado similar al del apreciado fiambre neoyorkino. También se han introducido nuevos cortes de atún que enriquecen la línea japonesa.

 

Una vez más, Ekaitz Apraiz, el ‘chef del atún rojo’, renueva y actualiza la oferta de Tunateca aprovechando productos locales y de temporada, siempre en busca de sabores propios y singulares. Además, la nueva carta de Tunateca revalida sus clásicos, sus platos fríos y calientes, sus menús degustación, su extensa carta de sushi y la de postres, dando un paso más en la estrategia de Balfegó para dar a conocer el valor, las propiedades y la versatilidad culinaria de esta especie del Atlántico Este y el Mediterráneo (Thunnus thynnus), pescado y gestionado de manera sostenible, desde una perspectiva de innovación, trazabilidad y calidad extra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *