Ahora más que nunca, que cualquier gesto marca la diferencia, un masaje puede cambiar por completo nuestro día…

Los masajes pueden considerarse un pequeño lujo, pero los estudios indican que tienen numerosos beneficios para la salud. Los beneficios del masaje van más allá de las sensaciones de relajación y bienestar que tan bien conocemos. Deshacer la tensión de los músculos y reactivar la circulación es imprescindible para alcanzar el estado óptimo físico y mental. Ahora sin duda, esto es más necesario que nunca.

¡Ya no tienes excusa para mantener tus músculos activos!

5 BENEFICIOS DEL MASAJE

Los masajes pueden considerarse un pequeño lujo, pero los estudios indican que tienen numerosos beneficios para la salud. Los beneficios del masaje van más allá de las sensaciones de relajación y bienestar que tan bien conocemos. Deshacer la tensión de los músculos y reactivar la circulación es imprescindible para alcanzar el estado óptimo físico y mental.

Mejoran el sueño.
Los estudios demuestran que los masajes pueden reducir la alteración del sueño, ejerciendo un efecto sobre las ondas delta asociadas al descanso profundo.

Alivian el dolor
El tipo correcto de presión puede ayudar a aflojar los nudos musculares y favorecer el flujo sanguíneo. Los masajes también pueden mejorar la flexibilidad y, por lo tanto, ayudar a prevenir lesiones.

Mejora el humor y alivia el estrés
Un mejor sueño da menos quebraderos de cabeza y eso, sin duda, mejora el estado de ánimo, pero hay otras muchas razones para sentirse mejor después de un masaje. En 2005, el Instituto de Investigación del Tacto, también descubrió que alivia la ansiedad al reducir los niveles de la hormona del estrés cortisol y aumentar los niveles de los neurotransmisores serotonina y dopamina. Esto puede traducirse en menos estrés, ansiedad y depresión.

Estimula el sistema inmunológico
Además de ayudar a la relajación, los masajes pueden mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico. Esto se debe a que la estimulación de la piel y los músculos puede aumentar la producción de sustancias químicas que alivian el dolor y promueven sentimientos de relajación y bienestar.

Hablemos de los efectos en la piel y el cabello
Un masaje regular puede resultar además en un aumento de la luminosidad de la piel. El masaje aumenta
el flujo sanguíneo y fomenta el drenaje linfático (eliminando las toxinas de las células), por lo que la
estimulación regular puede añadir vitalidad a la tez y el cabello.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *