UNA ISLA PARA DOS

El Hotel Nixe Palace de Palma de Mallorca convierte este San Valentín en la gran fiesta del Mediterráneo, con una propuesta para renovar el amor
Un paseo mano a mano recorriendo el casco histórico de Palma de Mallorca. Sorpresa compartida al conocer su Catedral, uno de los templos góticos más admirados en el mundo. Promesas mutuas en los atardeceres de El Castell de Bellver. Fantasías de planes futuros aspirando Mediterráneo. Sin duda la isla balear es un destino único y especial donde celebrar San Valentín, donde compartir momentos y soñar con otros. En la Bahía de Palma se encuentra el complemento perfecto de la escapada ideal: el Hotel Nixe Palace, que ofrece a los enamorados el plan más especial para hacer de este febrero un viaje inolvidable. 
      Con San Valentín a la vuelta de la esquina, el Hotel Nixe Palace -perteneciente a Hoteles Santos- ya tiene listo el plan perfecto para el mes más romántico del año. Hay quien prefiere un lugar apartado y paradisíaco para celebrar el día de los enamorados, pero sin por ello renunciar a todo el lujo y el confort que ofrece este referente situado en la Bahía de Palma. 
    Es por ello que en un mes lleno de amor no podía faltar una propuesta con mucha pasión. Este establecimiento de cinco estrellas celebra San Valentín por todo lo alto ofreciendo durante todo febrero una propuesta que, sin duda, reforzará esos sentimientos que en estos días están de celebración. Habitación Premium Vista Mar, con el Mediterráneo como testigo y con bienvenida especial: una copa de cava para hacer el brindis más especial mientras se observa la inmensidad del mar desde su balcón. Desayuno Buffet, amenities especiales, parking y acceso a Circuito termal del Nixe Herbal Spa, cena romántica y late check out hasta las 15.00 -porque el amor se vive despacio-. Una oportunidad para disfrutar hasta el próximo 29 de febrero por solo 240 euros la noche
    De manera opcional, pero esencial, masajes románticos en el Nixe Herbal Spa by Sisley, un espacio wellness que ofrece armonía y relax para hacer de esta estancia una auténtica experiencia sensorial. Su centro de spa dispone de un circuito termal con vistas al mar donde disfrutar de los más exclusivos tratamientos de relajación. Su piscina climatizada exterior, será el complemento ideal y la música subacuática… Su banda sonora. 
   Un lujo para los cinco sentidos que hará de este San Valentín una experiencia inolvidable.