A todo lujo

HOTEL BALNEARIO LAS ARENAS, GRAN LUJO A LOS PIES DEL MEDITERRÁNEO

El Hotel Balneario Las Arenas se erige como el gran referente del lujo y la exclusividad en Valencia. Un precioso 5* Gran Lujo con una exquisita arquitectura, así como una fantástica ubicación, frente a la playa de la Malvarrosa. Diferentes espacios gastronómicos, un spa con tratamientos de gran sofisticación, tres piscinas y 8.000 m2 de jardines hacen de este un alojamiento excepcional. El establecimiento da ahora la bienvenida al buen tiempo con la apertura de su piscina exterior, una joya arquitectónica con cafetería y restaurante. Además, los más pequeños podrán disfrutar durante los puentes de mayo, julio y agosto de su MiniClub, un auténtico paraíso para niños de 4 a 12 años.

Hotel Balneario Las Arenas ofrece la oportunidad de vivir una maravillosa experiencia con todas las comodidades en un entorno perfecto para disfrutar de una escapada inolvidable.

GRAN HOTEL MIRAMAR

Situado a escasos metros de la playa de la Malagueta, en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el Gran Hotel Miramar es, sin duda, una de las joyas de Málaga. Un lugar con un protagonismo especial en la historia de la ciudad, que abre sus puertas para que sus huéspedes puedan disfrutar de un rincón privilegiado en la Costa del Sol.

Las habitaciones, caracterizadas por su elegancia y refinamiento, ofrecen vistas a la playa, a los jardines históricos, al patio real o a la ciudad. El hotel cuenta con 3 espacios gastronómicos con privilegiadas vistas al mar, ofreciendo diferentes tipos de cocina y una amplia selección de bebidas internacionales. Asimismo, Gran Hotel Miramar alberga dos piscinas exteriores para niños y adultos, además de varias instalaciones para reuniones y salas de conferencias, gimnasio y garaje cubierto, entre otros.

Gracias al Botanic Spa by Sisley, los huéspedes del Gran Hotel Miramar disfrutan también de un paraíso de sensaciones holísticas. Un verdadero oasis de bienestar creado entre la armoniosa combinación de la tradición morisca y el uso de productos naturales de la prestigiosa marca Sisley. Un exclusivo espacio diseñado para la relajación y renovación de cuerpo y mente, y pensada para el bienestar de sus huéspedes.

La Localización

El Gran Hotel Miramar se ubica en el centro de Málaga, en la zona de la Caleta Malagueta, entre el paseo de Reding y unas maravillosas vistas del mar que harán la estancia en la ciudad una experiencia única. Además, se encuentra a 700 metros de la Alcazaba, a 10 minutos a pie del centro de la ciudad y a 9 km del aeropuerto de Málaga.

HOTEL ALHAMBRA PALACE DULCES SUEÑOS PALACIEGOS

Muy pocos hoteles del mundo pueden presumir de haber sido inaugurados por un rey. El Alhambra Palace tuvo el privilegio de ver cómo sus puertas las abría oficialmente un jovencísimo Alfonso XIII de Borbón, de apenas 23 años. Lo hizo en una fecha tan especial como el 1 de enero, primer día del año que cerraba la primera década del siglo XX. Era el comienzo de una apasionante historia hotelera que ha transcurrido paralela a la propia de España… y del mundo, por la gran cantidad de personajes ilustres que han pasado –y siguen pasando– por él.

Aunque los avatares del destino y la historia le llevaron a convertirse temporalmente en hospital militar durante la Guerra Civil española, el Alhambra Palace no tardó en recuperar su esplendor inicial. Y con su reapertura como hotel en 1942, empezó a gestar su época más glamourosa. Las grandes estrellas del dorado Hollywood que visitaban Granada atraídos por el embrujo andalusí de la Alhambra caían rendidos a la tentación de un hotel donde disfrutar de dulces sueños palaciegos. Tyrone Power, Sir Lawrence Olivier, Vivien Leigh, Rock Hudson, Lauren Bacall, Henry Fonda, Orson Wells… el desfile de figuras del séptimo arte era incesante y todos ellos figuran en el Libro de Oro del hotel. Como también miembros de las realezas (británica, belga, sueca, saudí, marroquí, persa…); políticos como De Gaulle, Gorbachov o Eva Perón; grandes personalidades, desde el Dalai Lama al científico Stephen Hawking, e incluso premios Nobel, como Severo Ochoa o Marie Curie.

Además, uno de los espacios más emblemáticos del hotel, su ‘teatrillo’ –convertido hoy día en el Salón Teatro  tuvo el honor de ver cómo un jovencísimo Federico García Lorca, con apenas 24 años, recitaba en 1922 por vez primera su ‘Cante Jondo’, acompañado al piano por otro mito de la musica española, el compositor Manuel de Falla. Y aquí estrenó también Lorca, en 1929, una de sus más prestigiosas obras teatrales: ‘Mariana Pineda’.

Historia y glamour, pasado y presente, maridan en mágica armonía en el Alhambra Palace. De eso se da uno cuenta nada más traspasar el umbral de esas puertas abiertas oficialmente por el bisabuelo de nuestro actual monarca, Felipe VI, hace ya 110 años. Justo en ese instante, el cliente se sumerge en un emocional ‘túnel del tiempo’ que le lleva a la dorada época nazarí, envuelto en el embrujo de lujosos interiores decorados bajo los cánones de aquella cultura musulmana profundamente arraigada en Granada, de colores vivos tan característicos como el naranja Galatea, el rojo intenso o el azul añil. O queda fascinado por sus azulezos, que resaltan el color dorado de los muebles y ornamentos metálicos de habitaciones y salas comunes. Un interiorismo único que fusiona los legados musulmán y cristiano, con grabados de madera, yesería y cobre.

Pernoctar en cualquiera de sus 108 habitaciones es emular las sensaciones que vivieron en su día esos grandes de la historia, descubriendo que dormir es solo una pequeña parte del sueño de estar alojados allí. De estas estancias, 86 pertenecen a la categoría Classic, 6 son Deluxe, 12 lujosas Junior Suites y 4 Suites de estilo contemporaneo y diseño vanguardista. Sus distintos salones, como el Árabe, el de los Reyes Católicos, el citado Teatro o el Sierra Nevada destilan un glamour especial que les convierte en únicos para acoger cualquier tipo de reuniones y eventos; todo un referente para el Sector Mice. Su Restaurante Gastronómico, con vistas, ofrece una esmerada fusión regional e internacional, sin perder su esencia mediterránea. Y asomarse a su increíble terraza panorámica, con Granada a los pies, es enamorarse de la capital nazarí en un hotel que hace apenas dos años alcanzó su 5ª estrella. El justo reconocimiento a un hotel único; a un verdadero palacio de la hotelería mundial.